Nuevo: Prueba mi robot de inteligencia artificial nueva película

Cinco nuevos derechos humanos para la era digital (extracto del libro de Gerd Leonhard Technology vs Humanity)

Este es un extracto ligeramente modificado e hipervinculado de mi nuevo libro "Technology vs Humanity".

Más información  Tecnología contra humanidadconsulte las críticaslea el hoja de trucoscomprar el libro en Amazon.


(Página 140 de mi libro)

He aquí algunos derechos humanos fundamentales que humildemente sugiero que formen parte de lo que yo llamo la Ética digital Manifiesto:

1. El derecho a seguir siendo natural, es decir, "meramente" biológico y orgánico. Debemos seguir teniendo la opción de existir en un estado no aumentado. Tenemos que conservar el derecho a trabajar o a ser contratados, a utilizar los servicios públicos, a comprar cosas y a funcionar en sociedad sin necesidad de desplegar tecnología con, sobre o -lo que es más importante- dentro de nuestros cuerpos. Diversas expresiones de lo que me gusta llamar #ConCableOconCable - Los miedos ya son un problema con los dispositivos móviles y las redes sociales; sin embargo, es fácil imaginar un futuro en el que cada vez más nos veamos obligados a llevar gafas, visores o cascos de realidad aumentada para poder optar a un empleo, o incluso peor, que se nos exija utilizar o implantar "aplicaciones wetware" o BCI (interfaces cerebro-ordenador) específicas como condición no negociable para el empleo. Es posible que los meros humanos pronto dejen de ser lo suficientemente buenos y, de alguna manera, no creo que este sea un futuro muy deseable.

 

2. El derecho a ser ineficiente si, cuando y donde defina nuestra humanidad básica. Debemos tener la opción de ser más lentos y menos capaces que la tecnología, y debemos no dar nunca más importancia a la eficacia que a la humanidad. Aunque puede que muy pronto sea mucho más eficiente y barato utilizar diagnósticos sanitarios digitales a través de plataformas como Scanadu que acudir al médico cada vez que tengo un problema médico o necesito un chequeo, no debería convertirse en la única forma "aprobada" de hacerlo. Creo que estas tecnologías son en su mayoría positivas y que pueden ser una de las claves para reducir el coste de la asistencia sanitaria en todo el mundo; sin embargo, ¿significa esto que debemos penalizar a las personas que optan por lo contrario o imponer su cumplimiento a quienes no quieren que sus datos sanitarios estén en la nube?

3. Derecho de desconexión. Debemos conservar el derecho a desconectar la conectividad, a "oscurecer" la red o a pausar las comunicaciones, el seguimiento y la vigilancia. Consideremos la probabilidad de que muchos empleadores y empresas hagan de la hiperconectividad (RA, RV e incluso BCI) un requisito por defecto en un futuro próximo, o que los conductores puedan ser responsables de "desconexión no autorizada" si ya no pueden ser rastreados en la red. Creo que ser independientes, autónomos y desconectarnos en el momento que elijamos es un derecho de importancia fundamental, porque desconectarnos nos permite volver a centrarnos en nuestro entorno no mediado y "estar en el momento", lo que es esencial para el bienestar humano. También reduce el riesgo de obesidad digitaly disminuye el alcance de la vigilancia. Offline puede, en efecto ser el nuevo lujopero también debería ser un derecho digital básico.

4. 4. Derecho a ser o permanecer anónimo. Incluso en este el mundo que viene, exponencial e hiperconectado deberíamos seguir teniendo la opción de no ser identificados ni rastreados, como cuando utilizamos una aplicación, un bot o una plataforma, o cuando hacemos comentarios o críticas, siempre que sea inofensivo para los demás y no vulnere los derechos de nadie. Por supuesto, hay algunas ocasiones obvias en las que el anonimato real sería imposible y probablemente irrazonable de esperar, como con la banca en línea y las transacciones financieras. Sin embargo, debemos asegurarnos de que siguen existiendo espacios protegidos, en los que el seguimiento completo no es necesario ni la norma, como cuando se expresan opiniones políticas, se comparten fotos personales o se recibe consejo médico. El anonimato, el misterio, la serendipia y los errores son atributos humanos cruciales que no deberíamos intentar eliminar por medios tecnológicos.

5. Derecho a emplear o contratar personas en lugar de máquinas. No debemos permitir que las empresas o los empresarios se vean perjudicados si optan por utilizar personas en lugar de máquinas, aunque sea más caro y mucho menos eficiente. En su lugar, deberíamos considerar la posibilidad de ofrecer créditos fiscales a quienes lo hagan, o estipular impuestos de automatización (robots) para las empresas que reduzcan drásticamente el número de empleados en favor de las máquinas o la IA. Esos nuevos fondos podrían destinarse a reciclar a las personas víctimas del desempleo tecnológico.

¿Cuánta libertad estamos dispuestos a sacrificar para ser más eficientes... o más seguros?

Ir a Tecnología contra humanidad, lea el clámina térmicacomprar el libro en Amazon.

Relacionado:

Principios de Inteligencia Artificial del Instituto del Futuro de la Vida de Asilomar

Mi ética digital microblog

Algunos gifs relevantes (reutilización permitida bajo creative common) son aquí

Shared Tech vs Human

11326

Vistas


Etiquetas

boletín

* indica necesario
último libro